En el post anterior se mencionaba desde una visión generalizada el valor añadido que aportan los ODS en las empresas. En el presente post se profundizará en cómo Innomnium entiende la viabilidad de los proyectos vinculados a los ODS.

El espíritu emprendedor, la innovación y la sostenibilidad, son los pilares fundamentales de las iniciativas que proyecta la Fundación, siendo el foco principal el capítulo 17 de los ODS. Efectivamente, establecer alianzas y relaciones "win-win" (todas las partes integrantes salen beneficiadas) entre los agentes de conocimiento para desarrollar proyectos colaborativos, es el elemento catalizador a partir del que serán posibles los otros 16 objetivos.

La Unión Europea nos indica el camino a seguir respecto a la tipología de proyectos de interés general. Los nuevos Fondos FEDER y Fondo de Cohesión, del periodo 2021-2027, destinarán entre un 65 y un 85% de los recursos a los objetivos Smarter Europe y Greener Europe. Por lo tanto, la base conceptual de este tipo de proyectos debe combinar equilibrio ecológico con tecnologías digitales. Esto es válido independientemente de la magnitud de los proyectos.

Una característica común de los proyectos deberá ser la generación de economías de escala con origen local y visión global. Por lo tanto, la integración en los proyectos de los agentes de la cuádruple hélice -ámbitos académico, público, privado y cívico- es indispensable para lograr la sostenibilidad de los ecosistemas.

El Gobierno de la Generalitat aprobó en 2017 la INDC (Intended Nationally Determined Contributions) a través del cual se compromete voluntariamente ante Naciones Unidas a lograr una reducción del 40% de las emisiones de GEI (gases de efecto invernadero) en 2030 respecto a las de 2005.

La Agenda 2030 marca el camino del "qué ", del "cómo" y del "para qué" de los nuevos proyectos, en el que el establecimiento de relaciones en colaboración e intereses colectivos es fundamental para pasar "de la letra a la música".

Como conclusión, los proyectos deben satisfacer las siguientes 4 condiciones previas para ser viables en un futuro: alianzas de partenariado win-win, misión local con visión global, equilibrio ecológico y tecnologías digitales e integración de los agentes de la "quíntuple hélice".