Hoy, 31 de octubre, se conmemora el Día Mundial de las Ciudades. Con motivo de esta celebración se recuerda la importancia de uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, aquel que da voz en las ciudades y comunidades sostenibles.

ODS 11: CIUDADES Y COMUNIDADES SOSTENIBLES

El objetivo de este capítulo es conseguir que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros a la vez que, resilientes y sostenibles.

Más de la mitad de la humanidad, dicho de otro modo, 3.500 millones de personas, viven actualmente en ciudades y esta cifra no hace más que crecer exponencialmente. Se prevé que hacia el 2050 esta cifra aumente a 6.500 millones, por lo tanto, dos tercios de la humanidad. Las ciudades proporcionan una serie de oportunidades, bienestar y prosperidad en la vida de las personas pero aun así, genera desigualdades sociales, medioambientales y económicas.

Las grandes urbes ocupan tan solo el 3% de la tierra pero, representan entre el 60 y el 80% del consumo de energía y al menos el 70% de las emisiones de carbono. Se estima aproximadamente que 828 millones de personas habitan en barrios marginales. En el supuesto de que todo siga en la misma línea y las ciudades experimenten este crecimiento orgánico, se potenciarán los barrios marginales, las emisiones de gas de efecto invernadero, los grandes suburbios, la intensidad de tráfico, entre otros.

Conseguir los ODS de la Agenda 2030 implica transformar radicalmente la forma en la cual se construyen y administran los espacios urbanos, para poder llegar a un desarrollo sostenible. Ahora más que nunca se tiene que garantizar el acceso a viviendas seguras y asequibles, invertir en transporte público, crear más áreas públicas verdes, mejorar los asentamientos marginales, lograr una gestión sostenibles y el uso eficiente de los recursos naturales.

Es indispensable crear mecanismos de resiliencia en los territorios rurales para evitar el colapso de las ciudades, transformar ecosistemas rurales en smart territories sostenibles, es contribuir a la sostenibilidad de las smart cities.