Más de la mitad de la humanidad, 4.000 millones de personas, vive hoy en día en las ciudades y se prevé que esta cifra aumentará a 5.000 millones para el año 2030. Las ciudades del mundo ocupan solo el 3% de la tierra, pero representan entre el 60% y el 80% del consumo de energía y el 75% de las emisiones de carbono. Es indispensable crear mecanismos de resiliencias en los territorios rurales para evitar el colapso a las grandes urbes. Transformar ecosistemas rurales en smartterritories sostenibles es contribuir a la sostenibilidad de las smart cities.

Las áreas rurales tienen un inmenso potencial de industrialización en el sector agroindustrial, con buenas perspectivas de generación de ocupación sostenida y mayor productividad. Cada trabajo en la industria genera 2,2 puestos de trabajo en otros sectores. La incorporación del 4.0 vinculado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible a la industria rural es clave para lograr la resiliencia y sostenibilidad de los territorios.

La Innomnium Community Foundation nace a principios del año pasado, siendo concebida como una “startup de impacto positivo sin ánimo de lucro”. El espíritu emprendedor, la innovación y la sostenibilidad son los pilares fundamentales de las iniciativas que proyecta. Innomnium, como “grassroot apolítico”, quiere aportar valor en los territorios rurales y sus empresas con el objetivo de fomentar la “justicia espacial” como valor imprescindible para la sostenibilidad de los territorios.

En este sentido Innomnium ha creado CRIT®, un modelo de innovación territorial, instrumento catalizador a través del cual los agentes públicos, privados y sociales de una área rural (quíntuple hélice) la transforman en un ecosistema mediante los méritos que aporta el talento, el conocimiento, las competencias y la experiencia activa. Desde la identificación de talento multigeneracional en las áreas rurales, Innomnium acontece una verdadera “fábrica de emprendimiento” en la que proyectos vinculados a los ODS encuentran los recursos necesarios para convertirse en valor de mercado.

Innomnium quiere pues contribuir a la creación de mecanismos de resiliencia en los territorios rurales para apaciguar los efectos de su despoblamiento y evitar el colapso a las grandes urbes.

El posicionamiento principal de Innomnium como generador de Alianzas queda recogido en el capítulo 17 de la Agenda 2030. Alianzas que permiten el establecimiento de acuerdos win-win para la ejecución de proyectos y programas ODS concretos, a la espera de convenios de colaboración públicoprivats con las entidades más importantes de los territorios locales, con el objetivo de resolver sus retos mediante la integración de las comunidades educativa-científica, tecnológica-empresarial y, cívica-ciudadana.

ODS 17 que juntamente con el 9 y el 11 configuran el foco principal de Innomnium.

La propuesta de valor está focalizada en 5 puntos clave:

1.   Los jóvenes son presente y futuro de los territorios. Hay que apoderar de valores su talento y conocimiento por una transición digital ética.

2.   Los proyectos territoriales vinculados a los ODS generan resiliencia en los entornos rurales y crecimiento sostenido de su PIB.

3.   Las Smart Cities serán sostenibles si lo son los Smart Territories que las rodean.

4.   Las empresas acontecerán actores clave si integran el triple balance económico, social y medioambiental en sus estrategias corporativas.

5.   Las políticas públicas son indispensables por el crecimiento sostenible de una comunidad mediante colaboraciones público/privadas de alto valor añadido.

Los ámbitos de actuación son:

Educativo:

·     Comunidad de Institutos de Educación Secundaria formada por los alumnos de bachillerato y los respectivos tutores de los Trabajos de Recerca + Servicios       Territoriales de Enseñanza de la Generalitat de Cataluña + Centros de Recursos Pedagógicos de las respectivas comarcas.

·     Comunidad científica formada por los centros de investigación y universidades del territorio.

·     El programa concreto es el “ODS Youth Challenge".

Emprendimiento:

·     Centros de emprendimiento como por ejemplo espacios de coworking, fab-labs, líving-labs, co-livings, OTRIS, centros de transferencia de tecnología, viveros de       empresas municipales, etc.

·     Startups y spín-offs detectadas en el territorio.

·     El programa concreto es el “CRITTalent”.  

Empresarial:

·     Empresas del territorio, prioritariamente de medida mediana y familiar. Cámaras de comercio.

·     El programa concreto es el “ODS Innovation for Carbonless Tax”.

El mapa adjunto marca las regiones en que la estrategia territorial de Innomnium quiere implementar el modelo CRIT® en los dos años próximos en un proceso iniciado en 2019.

Regiones donde desde Innomnium queremos implantar el modelo CRIT®.